miércoles, 28 de octubre de 2009

Voto electrónico y boleta única.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner hará hoy el anuncio de su proyecto de reforma política. Lo que sería una excelente ocasión para modernizar nuestro vetusto sistema de votación, al parecer será otra forma de intentar torcer la voluntad del electorado, así como de cercenar la posibilidad de que surjan nuevas fuerzas políticas.
¿Qué hay de la posibilidad de instrumentar el voto electrónico? Si bien hay dudas sobre la posible manipulación de los resultados, hay que estudiar seriamente su implementación, basándose en experiencias exitosas en Europa, en India y países vecinos, como Brasil y Paraguay. De este modo, superaremos este sistema de boletas impresas, kilométricas, que suponen un enorme costo para los partidos, así como dificultoso y lento para la votación y el escrutinio.
En el 2005 participé como observador de la experiencia de voto electrónico que se hizo en algunos centros de votación en la Ciudad de Buenos Aires, en la que se utilizaron cuatro modalidades de sufragio. Se invitaba a los ciudadanos a participar voluntariamente, ya que el objetivo era observar cómo se votaba, las dificultades que pudieran surgir, así como el tiempo que cada votante permanecía en el cuarto oscuro. ¿Qué pasó con esa experiencia? Fue olvidada y archivada.
¿Y qué hay de la boleta única? También se evitaría que cada partido tuviera que imprimir sus propias boletas.
Claro que ambas modalidades disparan contra las artimañas para manipular la voluntad del votante en el cuarto oscuro, ya que destruyen el "voto cadena". El feudalismo clientelista quiere conservar sus viejas mañas, para mantener en la servidumbre populista a su rebaño.

1 comentario:

  1. Y ya que el ecologismo está de moda, ni que hablar de la cantidad de árboles que se salvarían.

    ResponderEliminar