domingo, 1 de noviembre de 2009

Discurso racista.

A fuerza de repetirlo, uno y otra vez, se está creando un fuerte discurso racista en Argentina. Esto es sumamente preocupante, porque se está imponiendo un enfrentamiento que tendrá consecuencias muy negativas para esta sociedad, porque seguirá perdiendo terreno el pluralismo, la libertad y el individualismo.
¿El individualismo? ¡Cómo! ¿No es nuestro gran mal, criticado por tantos? El individualismo, muy por el contrario, supone reconocer los méritos y las responsabilidades de cada persona en particular, desatendiendo a qué grupo étnico, social, lingüístico, religioso o político. El individualismo destruyó la sociedad estamental y está eliminando las castas. Es el gran enemigo del racismo -que cree en un determinismo genético- y de todos los colectivismos.

2 comentarios:

  1. La xenofobia, siempre fue un elemento caracteristico de los gobiernos argentinos.

    O que otra cosa es el proteccionismo: xenofobia a nivel estatal.

    ResponderEliminar
  2. Muy cierto, Apuntador, hay distintas variantes de la xenofobia, como el proteccionismo, el racismo, el nacionalismo, y todos terminan aislándonos del resto del mundo. Una buena parte de los argentinos parecen creer que la autarquía es buena en lo económico, cultural, político... Bueno, entonces practiquemos la autarquía deportiva y que los argentinos no compitan más en torneos internacionales. Tampoco aceptemos más innovaciones tecnológicas del extranjero y sigamos nuestro propio camino al subdesarrollo.

    ResponderEliminar